Divulgan oscura relación económica
entre Guillermo Anaya, Padrés y Guadiana

En días pasados fue publicado en el medio electrónico “CANALSONORA.COM”, un artículo de Arturo Soto Munguía, en donde se detallan los oscuros negocios entre Guillermo Padrés, ex gobernador de Sonora, y Guillermo Anaya, ahora candidato a ocupar la gubernatura de Coahuila. Debido a la cercanía de las elecciones, es pertinente informar sobre estos turbios manejos del candidato lagunero.

Arturo Soto Munguia

Desde diciembre de 2015, la PGR tiene en su poder un grueso expediente que documenta las operaciones de David Tinajero, como titular del Fideicomiso Impulsor y director de la Promotora para el Desarrollo Regional de la Minería (Prederem), como intermediario entre mineros de Coahuila y la Comisión Federal de Electricidad. Detrás de estos negocios están: Guillermo Padrés, ex gobernador de Sonora y ahora preso por delitos, entre otros, de enriquecimiento inexplicable, y José Guillermo Anaya Llamas, candidato del PAN a gobernar Coahuila.

Aquellas no eran operaciones menores. En la Contraloría estatal de Sonora se tiene registro de cheques por al menos 162 millones de pesos pagados por la paraestatal a Proderem, pero que, al modo de Padrés, jamás entraron a la Hacienda del estado. Su destino aún es un misterio.

El caso ha revivido a raíz de la denuncia de Anonymus, citando como fuente a un miembro del Cártel de los Zetas preso en Estados Unidos, que reveló varios nombres de personajes ligados a la política en México, y que habrían aprovechado el negocio de la extracción y comercialización de carbón en Coahuila, para lavar dinero del narcotráfico.

Entre esos nombres aparecen el de Guillermo Padrés Elías, ex gobernador de Sonora y el de los candidatos a la gubernatura en Coahuila por el PAN, Guillermo Anaya, y de Morena, Armando Guadiana.

Pero vayamos por partes. La Proderem fue un organismo creado desde el inicio de la administración de Guillermo Padrés, a través del Fideicomiso Impulsor, que presidía David Tinajero, que a su vez firmaba como presidente de esa promotora, y que hoy se encuentra prófugo de la justicia, acusado de diversos delitos. A él, junto al ex secretario de Hacienda, Carlos Villalobos Organista (hoy preso en Estados Unidos), les aseguraron precautoriamente diversas propiedades cuyo valor asciende a 600 millones de pesos.

La promotora nace para participar exclusivamente en el negocio de un tipo de carbón utilizado para las plantas carboeléctricas de la CFE, y que nada más de lo extraído en las minas de Coahuila, consume 10 millones de toneladas al año.

Lo primero que ‘hizo ruido’ es que Sonora no produce ese tipo de carbón, salvo en los municipios de La Colorada y San Javier, pero en cantidades nada significativas. El mercado a explotar se encontraba en Coahuila, donde el entonces senador Guillermo Anaya fue el contacto entre Proderem y la Unión Nacional de Auténticos Mineros de Coahuila, logrando un primer contrato por 200 mil toneladas, en el que participaron 36 mineras.

Pero hubo un par de problemas. El primero, con la Promotora de aquel estado que se quejó de competencia desleal, ya que Proderem vendía el producto a 790 pesos, mientras que la promotora coahuilense lo estaba vendiendo a 911 pesos.

El segundo, que entre los mineros participantes se encontraba José Reyna Bermea Castilla, que en 2012 fue consignado por delitos contra la salud y portación de arma de uso exclusivo del Ejército; también de complicidad con narcotraficantes del Cartel de los Zetas dedicados a la extracción de carbón en los minerales de Cloete y Agujita, en la región carbonífera de Coahuila.

El 31 de noviembre de 2014, José Reyna Bermea fue asesinado de cuatro balazos cuando salía de su domicilio en Sabinas, Coahuila. Misteriosamente, la Proderem se retira del negocio en esas fechas.

Fue entonces cuando el gobernador Rubén Moreira entró en conflicto por este tema con su homólogo sonorense, Guillermo Padrés, que desde entonces estuvo vinculado a la trama política, ya que en 2011, Guillermo Anaya fue por vez primera candidato a gobernador por el PAN en Coahuila y su tocayo Padrés fue señalado como uno de los principales financieros de su campaña. Presuntamente, los millonarios recursos de Proderem fueron utilizados en ella.

De ello, existe como testimonio una llamada telefónica citada por Anonymus, entre Luis Fernando Salazar, entonces coordinador de la fallida campaña de Anaya a la gubernatura de Coahuila, y el sub secretario de Hacienda de Sonora, Gerardo Encinas Urquídez.

El asunto, que debería ser de carácter estrictamente judicial, ya entró en la ruta de la política.

El involucramiento del candidato del PAN a la gubernatura en Coahuila, su conexión con el encarcelado Guillermo Padrés, y el choque con los hermanos Moreira, entró de lleno al proceso electoral de Coahuila

Y considerando que desde diciembre de 2015, la PGR tiene en su poder todo el expediente, donde aparece el prófugo David Tinajero como actor central, es posible que de un momento a otro se lleven a cabo detenciones (incluyendo la del ex titular de Impulsor), ya que en la despiadada lucha por la gubernatura, todo puede suceder.

 

Hasta aquí el artículo de Arturo Soto. Les ofrecemos dos videos en donde se explica a detalle la red de negocios existentes entre Guillermo Anaya Llamas, Guillermo Padrés, Armando Guadiana y el cártel de los Zetas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Contact us