Emmanuel Macron celebra su victoria sin ‘precedente’

“Lo que hemos hecho desde hace tantos meses no tiene precedente ni equivalente. Todo el mundo decía que era imposible. ¡Porque no conocían Francia!”, subrayó Macron en la Explanada del Louvre, en un discurso cargado de emotividad ante decenas de miles de personas.

El joven político socioliberal, de 39 años, insistió en que la tarea que queda por delante es “inmensa”, y pidió a los que han votado por él que vuelvan a respaldar en las legislativas de junio a su plataforma política para “construir una mayoría (de gobierno) verdadera, fuerte, una mayoría del cambio al que el país aspira”.

Macron, que rindió homenaje a sus “compañeros de ruta”, a su “familia” y a sus “allegados”, advirtió de que lo que vendrá ahora “no será todos los días fácil, la tarea será dura”.

Prometió a su auditorio que les dirá la verdad, que les protegerá y que su objetivo es unir y reconciliar.

La clase política francesa en toda su diversidad mostró un caleidoscopio de reacciones que fueron del alivio —muy generalizado— e incluso del entusiasmo a la decepción por la victoria de Emmanuel Macron frente a Marine Le Pen.

Uno de los mensajes más nítidos de alivio por la dura derrota de la candidata de la extrema derecha fue el del presidente saliente, el socialista François Hollande.

En un comunicado, consideró que la “amplia victoria” de Macron “confirma que una gran mayoría de nuestros conciudadanos han querido unirse en torno a los valores de la República y marcar su compromiso tanto con la Unión Europea como con la apertura de Francia hacia el mundo”.

Hollande, que habló por teléfono con el nuevo jefe del Estado al que traspasará los poderes el próximo fin de semana, dijo haberle mostrado “todos (sus) deseos de éxito” para Francia con el objetivo de que el país pueda encaminarse “hacia el progreso y la justicia social”.

También hubo quienes se opusieron a la victoria de Macron y decidieron salir a las calles a reclamar su “dimisión”, pero las fuerzas del orden francesas los dispersaron en Nantes, en el Oeste del país, con gases lacrimógenos. También arrestaron a cinco personas.

Pero ahora viene la era de Macron, quien confrontará al Brexit, la crisis migratoria y la guerra de Siria. Las primeras citas no tardarán en llegar, entre ellas la cumbre de la OTAN el 25 de mayo.

EL DATO

La visión de Le Monde

El diario Le Monde ve varias “razones para relativizar este éxito”: “Una gran parte de los franceses no voto ‘por’ un candidato sino ‘contra’ la ultraderecha”, a parte del nivel récord de abstención y de los votos blancos y nulos.

Emmanuel Macron será “probablemente, el presidente cuya legitimidad fruto de las urnas será puesta en duda más rápidamente”.

Europa tendrá que empezar a transformarse

La victoria del europeísta Emmanuel Macron en la elección presidencial francesa debe empujar a la Unón Europea (UE) a trabajar “enseguida por cambiar” y acercarse a los ciudadanos, señaló el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani.

El éxito de Emmanuel Macron en Francia, uno de los pilares del bloque y segunda economía de la zona euro, llega cuando la UE empieza a preparar su futuro sin Reino Unido, que podría convertirse en el primer trimestre de 2019 en el primer país en abandonar el proyecto europeo.

Entre estas nuevas batallas a enfrentar, estpab la lucha contra el desempleo, especialmente el juvenil, que oscila entre el 20% y el 40% en países como Francia, Italia y España; así como “resolver los problemas de la inmigración” y “vencer el desafío contra el terrorismo”.

Pero también habrá que pensar en la posibilidad de confeccionar un “tratado refundador”, un asunto que Macron pretende preparar en un plazo de año y medio, para que lo firmen todos los países que lo deseen.

También, el sucesor de François Hollande ha planteado la creación de un presupuesto, un Parlamento y un ministro de Finanzas propio para la zona euro.
AFP

Perfil Un hombre de acuerdos

Hijo de dos médicos de Amiens, Emmanuel Macron se formó en el gran vivero galo de cargos públicos, la ENA (Escuela Nacional de Administración), donde coincidió con una promoción que hoy copa importantes puestos en el Estado. Tras completar sus estudios comenzó a trabajar como inspector de finanzas, antes de desembarcar en la empresa privada de la mano de la banca de negocios Rothschild en 2008, de la que llegó a ser socio. Allí se le apodó “Mozart de las finanzas” por su precoz habilidad para trabar acuerdos, apoyado en una buena red de contactos con el mundo político.

BRIGITTE, LA MUJER QUE CAUTIVÓ AL ADOLESCENTE

La historia Emmanuel Macron y Brigitte Trogneux ha acaparado las portadas de varias revistas del corazón, igual por el morbo de saber que una mujer casada decidió dejarlo todo para unirse a un chico que podría ser su hijo, o simplemente por la idea de que el amor existe y que no tiene edad.

Nacida en Amiens, en el seno de una acaudalada familia pastelera, Brigitte conoció a Emmanuel a principios de los años 1990; estaba casada, tenía tres hijos adolescentes y rondaba ya los 39 años; era profesora de francés y Macron su alumno de apenas 15 años, pero se sintió “totalmente cautivada” por su inteligencia.

Emmanuel desafió todos los tabúes y le declaró su amor. “Con 17 años, me declara: ‘hagas lo que hagas, ¡me casaré contigo!’”. Finalmente, Brigitte dejó a su marido banquero y se casó en 2007 con Macron, con quien se mudó a París.

Ahora como presidente, Emmanuel Macron prometió crear un estatuto oficial de Primera Dama, y su esposa, abuela de siete nietos, ya tiene claro que quiere dedicarse a la educación y la cultura, especialmente en los barrios periféricos, un área que ya conoce bien.

Le Pen seguirá al “frente del combate”

Lejos del derrotismo, los simpatizantes de la ultraderechista Marine Le Pen, vestidos de gala para lo que esperaban fuera una victoria histórica, prometen continuar la batalla y tomar su revancha contra todos los “enemigos”.

Según resultados parciales, Le Pen obtuvo poco más del 34% de los votos, es decir, casi nueve millones, un récord histórico de sufragios para su partido, el Frente Nacional (FN), lo que da fuerza a los simpatizantes y les hace pensar que en las elecciones legislativas del 11 y el 18 de junio, será la primera revancha donde auguran que el partido sea el vencedor.

“Los franceses eligieron la traición: el país será vendido a la globalización salvaje. Me voy de Francia, no hay nada más que hacer aquí”, dice Christophe, responsable en un centro hospitalario, de 54 años.

Pero a Marine Le Pen le queda la satisfacción de haber estado muy cerca y celebra que su partido se ha convertido en la primera fuerza de oposición en el país, aunque ésta vez les haya tocado luchar “solos”.

Le Pen aseguró con firmeza que seguirá al “frente del combate” en las legislativas, adelantó una reforma “profunda” del partido, que según su número dos, Florian Philippot, cambiará de nombre.

INFORMADOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Contact us